HISTORIA

Los primeros atisbos habidos en la afición al deporte del motor en nuestra Villa de Teror surgieron a mediados de los años sesenta, por razón de las famosas "gymkhanas" que se celebraron -entre otros lugares- en la calle principal de Teror, en el hoy Parque Infantil situado junto al Centro de Salud, en los terrenos de los Llanos adquiridos para el Polideportivo, y luego los estupendos "slaloms" de los alrededores del campo de fútbol y la zona de "los perales", si bien y de manera formal, la Escudería Aterura nace a inicios de la segunda mitad de la década de los setenta.

Efectivamente, nuestra Escudería se oficializa a raiz de las reuniones celebradas en el comedor del conocidísimo, añorado y desaparecido "Hotel Royal", al que asistieron en repetidas ocasiones varios de los pilotos punteros de entonces y miembros de la Federación de Automovilismo que regía todo lo concerniente a tal disciplina deportiva.

La vocación e ilusión permanente de las personas que por aquella época llevaron las riendas de la Escudería les llevó a difundir el deporte de las cuatro ruedas en nuestra localidad y en los municipios limítrofes, aglutinando a la juventud y aficionados en torno al mismo. El esfuerzo y el trabajo desplegado por el grupo humano que daba los primeros pasos no tardaría en dar sus frutos, haciéndose un hueco en el calendario deportivo con pruebas de la categoría de la "Subida al Zumacal" y del consolidado "Rally Villa de Teror" que este año 2005 celebra sus bodas de plata con ocasión del XXV aniversario, al margen de otras como la "Subida a Juncalillo", etc.

Con el transcurso del tiempo, y con las renovaciones de los equipos directivos, con la juventud dispuesta en todo momento a colaborar en algo que ya les es propio, con las autoridades locales sensibilizadas en lo que significa el mundo del motor, con las distintas casas comerciales asímismo involucradas, etc., el proyecto tomó cuerpo y, con ello, los pasos se tornaron cada vez más sólidos y compartidos por quienes se unieron para caminar juntos, considerando el que esto escribe que la Escudería Aterura ha llegado a convertirse para bien en una gran familia, circunstancia ésta que la dota de un carácter fuerte y comprometido.

Las ganas de esa juventud para realizar cada vez mejor su función han dotado a la Escudería de un prestigio y seriedad que la hace estar en vanguardia de los acontecimientos, siendo repetidamente solicitada por quienes precisan de unos servicios deportivos de calidad y con el perfecto conocimiento de la materia de que se trata.

Después de casi una treintena de años de vida, de constante desarrollo de pruebas deportivas, de cursos de reciclaje, etc., la Escuderia Aterura se halla en plenitud de capacidad humana, lo que permitirá abordar nuevos y ambiciosos proyectos con la mayor de las garantías y la misma ilusión que en nuestros inicios.

Cándido González. Ex piloto y socio fundador de la Escudería Aterura.